sábado, 4 de julio de 2009

SÁBADOS DE MERCEDES, "Las horas..., esas horas, por la noche o por el dÍa"


Las horas..., esas horas por el día o por la noche que a pesar de todo el tiempo vivido todavía me siguen sorprendiendo porque nunca tienen la misma duración, unas veces son eternas, la aguja del reloj apenas se mueve y sin embargo cuando quisiera que duraran eternamente pasan en lo que a mí se me antojan apenas unos minutos.
Cuando pienso en las horas me doy cuenta de que todas son distintas, y como todo en esta vida tengo preferencia por unas o por otras.
Me gustan las horas compartidas con mi familia, las horas que dedico a mis amigos y me gusta guardarme siempre que puedo un par de horas por las noches para dedicármelas a mí, esas primeras horas en las que todos están acostados a mi me gusta disfrutar de un rato de maravillosa soledad que me dedico a mi misma, a leer, a pensar, a pasear por los blogs de personas que poseen una gran capacidad creativa y ahora a hacer mis pinitos en dejar volar la imaginación para teclearla y compartirla.
Sí, esas horas por las noches son mi momento preferido para dedicarme a esto, esas horas en las que el sonido del teléfono no me molesta, en las que mis hijos hace rato que duermen, esas horas en las que me encuentro satisfecha de cómo ha terminado la jornada y todavía no ha comenzado un nuevo día del que preocuparme.
Son sólo un par de horas, pero en esas horas pongo de fondo un canal de música en el televisor con el sonido muy bajito, enciendo el ordenador y.... a soñar.

18 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Lo que màs me agrada es que has puntualizado que ha sido teclear despuès de una jornada que confiesas que te deja satisfecha.

    No soy de escuhar mùsica a menudo, aunque a vecesm me emociona mucho.

    Un saludo,

    Tèsalo.

    ResponderEliminar
  3. MAR: nombre de vida y movimiento (YONKI dice que es una de sus hermosas maneras de pasar sus horas, contemplando el mar...)

    Me identifico plenamente con lo que has escrito. Creo que desde que nacieron mis hijos, (ya hace un rato, un momentito o un siglo...jajaj) esas horas son muy necesarias para retomar el diálogo pacífico conmigo misma.
    (Pasame el canal de música que si está por internet,lo escuchamos juntas... prometo no hablarte, no escribirte, no interferir...)

    un abrazo afectuoso.

    ResponderEliminar
  4. Nuestras horas mágicas, así las llamo yo.Porque son mías, en exclusividad, sin compartir, sólo el tiempo, mis pensamientos y yo.
    Me ha gustado enormemente lo que has escrito, me identifico mucho con ello.
    Un saludo cariñoso.

    ResponderEliminar
  5. Dicen que el tiempo es "Oro", seguro que se refieren a ese par de horas en las te buscas y te encuentras y con la música de fondo decides si soñar o soñar.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. YY a mí que me suenan tus horas, puede ser que sean las mismas horas que yo reservo para mí y mi silencio.
    Besotes.
    Paola.

    ResponderEliminar
  7. Mar, hay que repartir ese ramillete de horas en los minutos llenos de cosas, y al final, como dices, para tú misma, placer, escribir, una música suave...
    Sábia, manejas tu tiempo, aunque a veces parece gotas de plomo y otras pluma que se escapa.
    Te entiendo, bsito dulce, natalí

    ResponderEliminar
  8. Esas horas indispensables para realizar tus sueños, que todo mujer con familia debe darse.
    Yo no tengo niños, y eso me da ventajas con el tiempo, y todo ese tiempo lo dedico a tratar de cumplir mis sueños.

    Saludos, que tengas un buen finde.

    ResponderEliminar
  9. De la relatividad de lo que suele durar el tiempo hemos sido todos, alguna vez, protagonistas.
    Por suerte a veces podemos sentarnos con tranquilidad a disfrutarlo...como esta tarde, que aprovecho para conocer nuevos blogs y gente creativa.Un buena excusa que nos dan estos sábados literarios.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  10. Coincido plenamente contigo.......eras horas nuestras en las que podemos dedicarnos a viajar con el silencio de la noche, sin compras, trabajo fuera de casa etc.
    ¡Fijate si somos responsables que hasta somos dueñas del sueño que nos provocan por no haberle quitado a nadie su propio tiempo durante el dia!
    BESOS

    ResponderEliminar
  11. Aunque esas horas libres a las cuales tu haces referencia la utilizamos intimamente de diferentes maneras,estoy contigo en lo imprecindible que nos son necesarias,quien este en desacuerdo lo mas seguro que nos malinterprete,por lo tanto ejerzamos el derecho a reclamarlas una y otra vez.

    ramito de cariños

    ResponderEliminar
  12. Un broche de oro
    merecido despues
    de la dura jornada.

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Opino igual que tú, las horas de la noche, cuando nadie te molesta, son las mejores. Eres más tú, sin dudar alguna :)

    Espero que sigas disfrutando de tu propio tiempo, de tus horas, cada noche.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Es verdad, hay momentos en que el silencio es necesario y se ha de buscar por todos los medios. Cuando todo el mundo está dormido es el mejor momento para encontrar ese ratito.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Completamente de acuerdo,sobre todo en la horas dedicadas a pasear y las de la noche,para soñar despierto.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  16. Se que inevitablemente los noctambulos tenemos una parcelilla de locura donde nos instalamos por placer (pocos lo entienden)
    Un beso

    ResponderEliminar
  17. Perdona, Mar, por no dejar más veces comentarios; suelo leer corriendo y salir volando lo cual combinado con el plan virtual no da mucho margen... También yo sigo y persigo el silencio donde lo encuentre para que pueda oir la inspiración cuando se dirija a mí (lo cual podría ser más frecuente).

    Voy a abusar de tu espacio porque no consigo conectar contigo por mail (no tengo Outlook y el programa de correo no admite el enlace del perfil):

    INVITACIÓN PERSONAL E INTRANSFERIBLE
    AL SÁBADO MISTERIOSO DE MERCEDES, 11 DE JULIO

    Todo el mundo sabemos contar ALGO SOBRE MI MADRE, vamos no sobre la ‘mía’ sino sobre la de cada uno/una, y creo que vuestras progenitoras se merecen este homenaje. Así que no os escudáis bajo la sombrilla playera ni tras la columna de mercurio de los barómetros.
    …¿y la ilusión de jugar al escondite?… ¿ya nadie se acuerda? La generación más joven quizás se identifique más con el “Quién es quién”, aquel juego con preguntas sobre bigotes y gafas y que al final, acertaras o no, habías pasado un rato alegre y entretenido.
    Manos al teclado: NADA EN VUESTROS BLOGS, sino aprox. 300 palabras a enviar a mi correo a partir de ¡ya! Hasta las 0:00 horas del sábado, 11 de JULIO. “Premios” al más transparente, al más camuflado y a quien acierte más autores.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Hola!! Tienes un gran regalo en mi blog!!
    Ven a recogerlo!!!

    Besos,

    Nyma.

    ResponderEliminar

Una voz fuerte no puede competir con una voz clara, aunque esta sea un simple murmullo.
Confucio